Buscar
  • GaiaConexión

Comunicación con un viejo amigo llamado Jaly

Comunicación con Jaly


Cuando era niña, tuve el privilegio de tener como animal de compañía a un bello Dálmata. Por cuestiones fuera de mi alcance, mi pequeño perro fue dado en adopción a otra familia. Treinta años después de nuestra separación decidí comunicarme con él. Para decirle cuánto lo quería y cuanto me dolía nuestra separación.


Hoy después de más de 30 años, pude entablar contacto con su alma, ya encarnada en otro perro, de otra raza y en otra parte del mundo. Me hizo recordar muchas cosas que vivimos juntos y tiempo que compartimos. Me contó del dolor de nuestra separación y como lo hizo más fuerte. Me comento que fuimos una parte importante para lograr su destino. Les comparto algunos fragmentos de mi comunicación que tuve con Jaly. Aquellos fragmentos que creo son los más importantes


Jaly …


Todos estamos conectados a través del tiempo. Siguen platicando nuestras almas después de más de 30 años sin vernos y seguimos conectados en este entramado del universo. Somos infinitos y aunque cambie la materia en esencia somos los mismos. Es como la relatividad del tiempo, estamos hablando 30 años después con un cuerpo diferente, pero siendo la misma alma. Que no hay tiempo sin espacio. Esta plática fue muy sanadora para ambos y de mucho aprendizaje para ambos. Que, así como cuando eras niña y veías las estrellas y pensabas en nosotros, porque nos veías ahí arriba. Yo siempre estuve en ti, porque me recordaste y me sentías y nos dolió la separación.


Hoy me encuentro haciendo otro viaje, con otras personas y otros escenarios. Pero el recuerdo de nuestro tiempo juntos se queda por la eternidad. Nuestras almas se tocaron y conocieron. De ese pequeño instante ha pasado ya más de 30 años y seguimos en comunicación. Si no hubiera sido significativo nuestro encuentro No estaríamos aquí platicando. Por ello te pido que no desperdicies el tiempo en relaciones o circunstancias que no van a prosperar y es mejor enfocarnos en aquellas cosas, personas y circunstancias que nos dejan huella en la eternidad.


También siempre tu estuviste en mi corazón, aunque en cuerpo no nos hayamos visto más. Pero vivías en mi corazón. A veces cumplimos los sueños de las personas, disfrazándonos en este cuerpo material. Así como ellas (refiriéndose a las personas) desean vernos. Pero los sueños que cumplimos en las personas son el de compañía, entendimiento, actividad, amor incondicional, no juzgar, protección entre otras. Fíjate cual es la energía que te hace falta y ve en qué regalo de cuerpo te llega.


Detrás de todo suceso hay un propósito más grande. La sutileza del tiempo no cambia la esencia del alma.


Comunicación con un viejo amigo.

Gracias Jaly



Patricia de Lourdes

GaiaConexión

Comunica la Luz de tu Corazón

37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo